¿Que hacemos?

Los acompañantes ecuménicos trabajan en pequeños equipos internacionales instalados en distintos lugares y vinculados a las comunidades u organizaciones palestinas e israelíes locales.

A través de la presencia continua de entre 25 y 35 acompañantes ecuménicos en el terreno el PEAPI acompaña a las comunidades y familias que viven bajo la ocupación, ofrece presencia protectora y da testimonio, registra y denuncia las distintas políticas de ocupación del Estado de Israel.

Las tareas a las que se compromete un acompañante ecuménico son, entre otras:

• Acompañar a los campesinos que se hayan visto privados del acceso regular a sus campos a causa del "muro de separación" que ha sido erigido por las autoridades israelíes.

• Acompañar a los equipos sanitarios cuando cruzan puntos de control militar, así como a las ambulancias en sus traslados urgentes a las clínicas de Cisjordania.

• Apoyar a las iglesias locales y a las organizaciones relacionadas con las iglesias.

• Apoyar a las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos, paz, información y ecumenismo en Israel y Palestina, con trabajo de campo, investigación, documentación e informes.

• Tomar parte de las manifestaciones conjuntas por la paz de palestinos e israelíes.

• Trabajar con las congregaciones cristianas en Jerusalén, visitando iglesias, escuelas y hogares, y acompañando a los líderes de iglesias.

• Patrullar las áreas donde se haya establecido el toque de queda o donde reine la violencia, para garantizar que los y las niños y niñas viajen de forma segura de sus hogares a la escuela y viceversa.

• Comprometerse en esfuerzos concertados de promoción de la justicia para poner fin a la ocupación y apoyar una paz justa.

• Compartir lo vivido y aprendido sobre el terreno, con medios de comunicación e iglesias del país de origen.