CONSIDERACIONES

Los artículos publicados en la sección Noticias de esta página, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Los mismos no necesariamente reflejan la postura oficial adoptada por el PEAPI o el Consejo Mundial de Iglesias.

Detengan la demolición de Susiya

En el día de los derechos humanos lxs invitamos a firmar esta petición para detener la demolición que enfrenta Susiya, una comunidad palestina en el sur de Cisjordania. Entre las estructuras a demoler se incluyen la escuela y la sala de primeros auxilios de Susiya.
La comunidad de Susiya ha creado esta petición en tanto entiende que lo único que detendrá a las fuerzas de ocupación de ejecutar la orden de demolición que pesa sobre el 40 por ciento de las estructuras de la comunidad es la presión internacional.

https://www.change.org/p/stop-the-demolition-of-susiya-8752baff-ca14-466...

Tags: 

Palestina: Colonialismo y rebeldía, aquí y allá

Por Bruno G.
Publicado en El Furgón
Así como le sucede a nuestros pueblos originarios en lo que oficialmente hoy se identifica como territorio argentino y nuestroamericano, en la Palestina ocupada (al igual que en la Palestina histórica) se viene desarrollado, por lo menos desde la creación del Estado de Israel, un permanente desplazamiento forzado de las poblaciones tradicionales de estas geografías, que para muchas miradas y corazones atentos constituye algo todavía mucho más grave: una limpieza étnica, materializada a través de la destrucción (a veces total) de pueblos y comunidades, con la consecuente persecución, despojo e intento de asimilación (sino exterminio) de sus habitantes.

El PEAPI: Acompañar desde América Latina

Por Carolina Bianchi, Gisela Cardozo, Francisco B. P. e Iván Vivas

Publicado en Revista Al Zeytun, N° 2, Palestina y América Latina

El Programa Ecuménico de Acompañamiento en Palestina e Israel (PEAPI) es un programa del Consejo Mundial de Iglesias .
El PEAPI surgió en respuesta al llamamiento de los jefes de las iglesias de Jerusalén pidiendo solidaridad con las iglesias y comunidades de Palestina.
Es que ante tanto sufrimiento no alcanzaban las declaraciones, y se hizo necesario poner el cuerpo, estar allí: acompañar.

Un huracán palestino

Por Jessica García

Se llama Hayed pero le dicen Zawba’a (huracán en español). Hasta que no lo escuché hablar sobre la ocupación israelí no entendí el porqué de su apodo. Pues parece un hombre tranquilo y, como todo palestino, siempre da la bienvenida a quien visita su casa. Sin embargo, una vez hechas las presentaciones, Zawba’a comienza a contarnos su historia bajo la ocupación.

Asil, la niña que solamente quería cruzar la ruta

Casa de Asil

M.G.*

El miércoles empezaron las clases en Palestina, el viernes Asil estaba muy contenta porque había comprado su primer libro de inglés para la escuela. El sábado un colono israelí la chocó cuando cruzaba la ruta que está a metros de su casa, la arrastró 40 metros con el auto. Cuando la ambulancia israelí llegó, 50 minutos después del accidente, Asil ya estaba muerta. Asil tenía 8 años y murió en frente de  una de sus hermanas mayores. El colono que la mató intentó huir, pero su padre se lo impidió.

La naturalización de la violencia: Tres balas, dos historias

**M.G.

Mohamed y Ahmed tienen 15  años, son vecinos y amigos. A Mohamed lo conocimos en el hospital donde estaba internado. Cuando llegamos estaba rodeado por sus amigos excepto Ahmed –estaba durmiendo en otra habitación-. Mohamed recibió un disparo en una de sus piernas cuando salió de su casa a ver qué pasaba en la calle. Ahmed recibió otro en la espalda cuando intentaba auxiliarlo. 

Cuando se banaliza la vida: La historia de Alí

Alí en el living de su casa sobre el cual pesa una orden de demolición (Foto Hadil, EAPPI).

[Foto: Alí en el living de su casa sobre el cual pesa una orden de demolición / Foto Hadil, EAPPI] 

 

|MG*| Alí tiene unos 36 años, nació y se crio en Furush Beit Dajan, una comunidad de agricultores en el norte del valle del Jordán (Cisjordania, Palestina), cerca del checkpoint Hamra[1], a pocos metros de un campo de entrenamiento militar israelí y en la ruta entre los asentamientos de colonos israelíes Mekhora y Hamsa[2]. Furush Beit Dajan es también una de las zonas de las que la empresa  estatal israelí Mekorot extrae el agua que abastece a los ciudadanos israelíes[3].

Sueños de un refugiado palestino, apartes de una entrevista Sueños de un refugiado palestino, apartes de una entrevista

En el marco del Programa Ecuménico de Acompañamiento a Israel y Palestina – PEAPI[1], tuve la oportunidad de visitar a Ismail, un joven palestino de 24 años que semanas atrás logró obtener su grado en enfermería, quien compartió con el equipo de PEAPI de Hebrón algunos detalles de su vida diaria en medio de la ocupación y su perspectiva frente el conflicto. Su relato está marcado por una mirada siempre reflexiva y por un elemento significativo, y éste es que su domicilio permanente es un campo de refugiados. Antes de identificarse como ciudadano de algún país o con alguna nacionalidad, Ismail se identifica como refugiado

Páginas